13 de octubre de 2007

HUESOS DEL TARSO, METATARSIANOS Y FALANGES



El tarso (tobillo) es la región proximal del pie y consta de siete huesos del tarso. Entre estos se incluyen el astràlago y el calcáneo en la parte posterior del pie. El calcáneo es el hueso tarsal más grande y resistente. Los otros huesos del tarso, de posición anterior, son el cuboides, escafoides ( navicular) y tres huesos llamados primero ( interno), segundo ( intermedio) y tercero ( externo) cuneiformes ( o primera, segunda y tercera cuñas). Se denomina articulaciones intertarsianas a las que se ubican entre los huesos del tarso. El astràlago, que se encuentra en posición superior, es el único hueso del pie unido a la tibia y al peroné. Se ensambla en un lado con el maleolo interno de la tibia y en el otro con el maleolo externo del peroné, en la articulación tibioperoneotarsiano (del tobillo). Al caminar, el astràlago transmite casi la mitad del peso corporal al calcáneo, y el resto, a los otros huesos del tarso.


El metatarso es la región intermedia del pie y consta de cinco metatarsianos, numerados del I al V (o 1 a 5) del lado interno al externo. Las falanges son los componentes distales del pie y son semejantes a las de la mano en número y disposición. Los dedos del pie se enumeran del I al V (o 1al 5) a partir del dedo gordo.